El niño con el pijama de rayas 【resumen y personajes】

Esta novela fue escrita por el Irlandés John Boyne. En esta novela el escritor se enfoca en un niño de tan solo nueve años de edad llamado Bruno, el vivía en Berlín con su familia, que por cierto era una familia de un rango muy alto en la sociedad de esa época. Un día, cuando llego a su casa después de la escuela, se enteró que el, junto a su familia debían mudarse a un nuevo lugar en donde habían trasladado a su padre por parte de su trabajo.


Cuando llegaron a Auschwitz, lugar a donde fue enviado su padre para cumplir con lo requerido por parte de su trabajo, Bruno encontró su casa un tanto pequeña y aburrida, ya que se encontraba prácticamente aislada, algo totalmente distinto a la viva en la ciudad a la que Bruno y su familia estaban acostumbrados. Tanta era la soledad del lugar, que Bruno y su hermana mayor tenían que tomar clases desde su casa, porque en ese poblado no existían escuelas para poder asistir, todos los días llegaba un joven maestro a enseñarles e impartirles los conocimientos.

Bruno desesperado por la soledad de la casa le insista a su padre para que le explicara del por qué estaban ahí, sin embargo su padre siempre le respondía que era su nuevo trabajo y que se quedarían durante un buen tiempo nada mas.

Bruno se aburría en ese lugar, así que decido crearse un columpió con un neumático viejo y abandonado que se encontrar en el patio trasero de la casa, donde el teniente Kotler, quien era uno de los que trabajaba con su padre lo ayudo a buscar una cuerda para sujetar el neumático. Cuando Bruno usaba su columpio, se balanceó tan fuerte que se cayó, pero fue ayudado por Pavel un anciano y esclavo pelador de papas que trabajaba en casa de sus padres, el lo ayudo y le curo las heridas antes de que llegara su madre y se diera cuenta que Bruno había tenido contacto con el trabajador, si ellos se enteraban de que el lo había ayudado terminaban matando al pobre anciano.

Un día Bruno salió a explorar fuera de su casa para ver que encontraba, llegó hasta una cerca de alambre. Luego de varias horas caminando alrededor de la cerca para descubrir a donde lo llevaba le entro miedo y decidió regresar a casa, pero antes irse vio una sombra que luego descubrió que era la de un niño llamado Shmuel, ellos conversaron y se hicieron grandes amigos pese a que ambos eran divididos por la cerca de alambre. A Bruno le parecía un tanto extraño de que Shmuel siempre llevaba puesto lo que el creía ser una pijama de rayas, pero pese a su curiosidad ambos niños conversaban por horas a través de la cerca.

Con el paso de los días Bruno vio extrañado que Shmuel apareció en la cocina de su casa limpiando los vasos de su madre. El le pregunto que hacia allí, Shmuel le respondió que por ordenes de un militar el estaba allí. Bruno le dio comida y al ser descubiertos por un militar, Bruno se asusto y negó conocerlo, asiéndole creer que Smuel se había robado la comida. El militar tomo a shmuel y se lo llevo con el, al día siguiente Bruno regreso al lugar en donde siempre se encontraba con shmunel, pero pasaban los días y el no aparecía, hasta que un día por fin pudo ver a Shmuel con el rostro y cuerpo todo golpeado a causa de la mentira de Bruno.

Un día la madre de Bruno discutió con su padre y tras esa discusión la madre decidió que se regresarían a Berlín. Bruno se fue a despedir de su amigo Shmuel, pero decidieron de que antes Bruno iría a ayudar a Shmuel a buscar a su padre a quien los militares los habían separado de el ya hacia un tiempo y que por mas que lo buscaba no lo encontraba. Bruno se vistió con un pijama de rayas que le dio Shmuel y cabo un agujero en el suelo para poder pasar debajo del alambrado, el junto a su amigo, intentaron buscar al padre de Shmuel. Bruno desconocía el trabajo que hacia su padre, menos conocía del porque todas las personas del lado de la cerca siempre llevaban puesta una pijama de rayas, al estar en ese lugar Bruno sintió miedo y tenía ganas de volver a casa, pero en ese preciso momento pasó un grupo de hombres con armas y los metieron en una sala en donde inhumanamente mataban a las personas con la pijama de rayas. Bruno no soltó la mano de su amigo Shamuel en ningún momento.

Bruno nunca volvió a casa. Sus padres al percatarse de la situación buscaron incansablemente por todos lados a Bruno, pero no pudieron encontrarlo. Hasta el momento en el que el padre de Bruno descubrió la que ellos temían que estuviera pasando, el llego al lugar en donde siempre se encontraba su hijo con Shmuel y encontraron allí la ropa de su hijo tirada, junto a la ropa estaba el agujero que habían cavado para poder pasa del otro lado del alambrado. Él se dio cuenta de que Bruno ya estaba muerto.

Deja un comentario