Los ojos verdes 【resumen y personajes】

Pertenece a uno de los cuentos del libro de leyendas del poeta y narrador Gustavo Adolfo Bécquer, escrita y publicada en el año 1861.


Es un cuento que se basa en los espíritus femeninos que se encuentran en las aguas, específicamente en una laguna en el campo.

Un cuento que seguramente se convertirá en uno de tus preferidos y que te impactará con sus aventuras y situaciones extrañas.

En esta oportunidad te daremos a conocer los personajes y el resumen de Los ojos verdes, por medio de este pequeño e interesante artículo.

Personajes de Los ojos verdes

Fernando

Es el protagonista del cuento, es el primogénito de la familia Almenar.

Un joven que salió a cazar montando a caballo con uno de los trabajadores de su padre, vio un ciervo el cual le disparó, este animal herido tratando de huir y se escapó a un sitio en donde muchos no querían ir.

Fernando fue a buscarlo a la fuente y desde ese día no fue a cazar más.

La mujer de los ojos verdes

Espíritu endemoniado, vivía en el fondo de las aguas, con forma incorpórea y transparente.

Se le conocía por su hermosura, se destacaba por un pelo rizado y unos hermosos ojos verdes y transparentes, con algo extraño en su mirada.

No hablaba mucho, era poco expresiva y es quién hechiza a nuestro protagonista, llevándolo a su perdición y haciéndolo desaparecer hasta que no se sepa nada más de el.

Íñigo

Fiel sirviente de su señor, era el montero mayor de los marqueses de Almenar, temeroso y precavido.

El siempre contaba las leyendas del campo, relacionadas con adentrarse en la zona del bosque donde se halla la fuente, por miedo a que la leyenda fuera cierta.

Este mismo, que se interpuso entre Fernando y el camino, no consiguió hacer cambiar de idea a su amo para ir tras un ciervo que lo lleva a la laguna.

Resumen de Los ojos verdes

Cuenta la leyenda que debajo de una fuente de agua vive una hermosa mujer, que atrae a todos los hombres para que vivan con ella en lo más profundo.

De esa manera comienza esta historia, donde unos hombres se encontraban cazando en lo alto de un monte, entre ellos se encontraba Fernando, quien cabalgaba un caballo y buscaba animales para cazar.

En medio de su viaje logran avistar un ciervo, entonces comienzan acercarse al animal para cazarlo y este logra escapar, inician los disparos y nadie logra dar con el objetivo.

En medio del tiroteos logran herirlo, pero el ciervo ignorando el dolor sigue corriendo hasta llegar a un lugar donde muchas personas tienen miedo a ingresar.

En ese lugar existe una leyenda, pues se dice que ahí habita un espíritu maligno y quien se atreve a cruzar la fuente de los Álamos se expondrá a una maldición.

Tras ese misterioso hecho la cabalgata decide detenerse, pero Fernando ignorando todas las advertencias hechas por Íñigo, quien era el más anciano y sabio de todos, decide ir tras su presa.

Al ir a la fuente de los Álamos, pasaron muchos días y desde ese entonces Fernando ya no volvió ir a cazar, no se le podía encontrar.

Un día se le vio mirando las tranquilas aguas de la fuente, él dijo ver unos ojos verdes en el fondo y desde ese día no dejo de pensar en ello.

Entonces visito continuamente la fuente hasta que un día logro ver a una mujer sentada entre las rocas, ella era hermosa y tenía los ojos verdes, eran exactamente como los ojos que el ya había visto.

Él hablaba con ella cada vez que tenía la oportunidad, pero ella jamás decía una sola palabra.

Durante unas de sus visitas Fernando se dirige hacia ella con un “te quiero”, entonces la hermosa mujer responde por primera vez y cuenta que vive en la fuente, que no era un espíritu maligno y que también sentía lo mismo, luego ella lo besa y Fernando cae al fondo de la fuente.

Deja un comentario