Palabras envenenadas 【resumen y personajes】

3.5
(663)

Una de las novelas juveniles más conocidas de Maite Carranza es Palabras envenenadas, publicada por Edebé.

Bárbara Molina desapareció hace cuatro años, misteriosa y violentamente, cuando tenía quince años. La novela es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina. Nuevas claves ayudarán a resolver cuatro años después este enigma.

A continuación os dejamos el resumen y los personajes, además del resumen completo con todas las claves sobre la historia que hemos añadido recientemente.


Personajes de Palabras Envenenadas

Bárbara Molina

Es una joven de 19 años que se da por desaparecida e incluso después de cuatro años, por muerta. A los 15 años había desaparecido después de una llamada desesperada desde una cabina de teléfono, donde luego encuentran sangre y su bolso. Cuatro años más tarde, nadie sabe que lleva encerrada en una bodega todo ese tiempo, sin apenas luz, ni aire, ni comida.

Salvador Lozano

Es un subinspector de la policía, cuyo último día de trabajo antes jubilarse, le va a cambiar la vida. Un hombre trabajador y ya abuelo que tiene que jubilarse pero al que le encanta su trabajo. Salvador acude a visitar a los padres de la chica protagonista de su último caso que todavía sin resolver. Una espina en su carrera que ahora tendrá que pasar al futuro sustituto Toni Sureda.

Nuria Solís

Es la madre de Bárbara, y dos hijos más que son gemelos. Desde que desapareció Bárbara vive gracias a las pastillas. Antes de la tragedia era una mujer activa y positiva.

Eva Carrasco

Es la mejor amiga de Bárbara y lo pasaban muy bien hasta que Bárbara se apuntó al Club Excursionista donde conoció a Martín Borrás, el monitor. Bárbara se enamora de Martín y se lo oculta.

Martín Borrás

Es el monitor del Club Excursionista y es 6 años mayor que Bárbara. A Martín le gusta tontear con las chicas para acostarse con ellas. Un chico posesivo y celoso que desde el principio se convierte en el principal sospechoso sobre la desaparición de Bárbara, pero tiene una coartada.

Jesús López

Es un profesor de la escuela donde estudia Bárbara. Un hombre seductor al que le encanta la compañía de las jóvenes estudiantes femeninas aunque está casado. Se convierte en el segundo sospechoso cuando después de tantos rumores sobre su comportamiento una profesora del colegio, Remedios Comas, acaba confesando que un día sorprendió a Jesús López y la alumna Bárbara Solís, por la noche cuando el colegio estaba cerrado en un aula.

Pepe Molina

Es un personaje secundario que va tomando poco a poco más relevancia. Es el padre de Bárbara que trabaja como comercial de joyería. Un hombre complejo que organiza manifestaciones para encontrar a su hija. Aunque en estos años sigue en su trabajo, conserva la serenidad, sin embargo esconde también un gran secreto.

Resumen de Palabras Envenenadas

Bárbara Molina desaparece con quince años y cuatro años después de su desaparición sigue siendo un misterio. Durante la novela se van apuntando posibles culpables como un exnovio, un profesor o el monitor, pero la policía no logra descubrir al culpable. El inspector Salvador Lozano, que ha llevado el caso durante todo este tiempo, tiene que jubilarse y solo le queda un día para cerrar el caso.

El principio de la novela es sorprendente porque comienza con una reflexión de Bárbara sobre su decimonoveno cumpleaños. Los lectores no saben lo que ha ocurrido. La escritora va contando la desaparición de la joven gracias al relato de personas cercanas como su madre, Nuria, su amiga Eva, el inspector Lozano y los propios de Bárbara.

Poco a poco se va conociendo lo que ha ocurrido y lo que está pasando la protagonista. Una novela sobre el problema de los abusos sexuales a menores y todo lo que le rodea. Una novela bien escrita que logra mantener el interés de los lectores desde la primera página. Una apuesta arriesgada de la escritora que resulta interesante entre los jóvenes lectores.

Nuria, llega un punto que toma consciencia sobre Pepe, y es que este había maltratado, abusado y secuestrado a su hija. Eva telefoneó de nuevo al subinspector y hablaron sobre la llamada de Barbará desde el móvil de su padre. Entonces Nuria y el subinspector fueron a por Bárbara a una casa que tenían en Montseny. Ya habían mirado en ella, pero no se fijaron ni revisaron la bodega. Desde que Barbará desapareció nadie había vuelto a mirar en esta casa. Entonces como relataba, fueron y rescataron a Bárbara. En esta encrucijada, muere Salvador. Salvador a pesar de morir, lo hizo como hubiera deseado, siendo un héroe y estando el caso de Bárbara resuelto. También murió Pepe.

Después de todo la hija y la madre volvieron a verse, se dieron un abrazo y volvieron a disfrutar de su compañía. Nuria se disculpó por haber sido como fue y prometió que nunca se repetiría.

Resumen completo de Palabras Envenenadas

La novela comienza con los personajes Bárbara, que no puede celebrar su cumpleaños como desearía y el subinspector Lozano, que dirige la investigación sobre una desaparición.

Lozano investiga nada menos que la desaparición de Bárbara. Entonces se nos introduce a su familia. Nuria, su madre, se encuentra devastada, incapaz de atender a sus otros hijos.

El padre de Bárbara mantiene fuerzas y esperanzas en encontrar a su hija, con quien siente una unión inesperada tras la difícil adolescencia.

A continuación se nos presenta a una Bárbara encerrada por años, debatiéndose sobre usar o no el teléfono móvil que se ha dejado su captor. Teme que nadie se acuerde de ella tras cuatro años desaparecida.

Se decide por fin en llamar y lo intenta con su amiga Eva, quien contesta la llamada y recibe su señal de socorro.

Eva trata de asimilar lo sucedido, dudando de que se trate realmente de Bárbara. Entonces la novela nos presenta su vivencia, sus interrogatorios, los conflictos previos con Bárbara a causa de Martín Borrás, etc.

Eva centra sus sospechas en Jesús López, profesor de Bárbara. Decide entonces contarle la llamada al subinspector, y acudir a la propia familia a contar lo sucedido.

Mientras, el subinspector pone al tanto de todo a quien será su relevo en el cargo. Presenta como sospechosos a Martín Borrás y Jesús López, monitor y profesor respectivamente de Bárbara.

La familia de Bárbara no ha quedado impune al dolor de su desaparición. La relación de sus padres se resquebraja, y sólo les mantiene unidos su interés común en Bárbara.

Los conflictos en las primeras semanas tras la desaparición causaron mella en la pareja. Nuria se apoya en su hermana para calmar sus ideas autodestructivas.

El subinspector apura sus últimos momentos como encargado del caso realizando un último repaso a la investigación. Vuelve sobre los sospechosos y recibe las noticias sobre la llamada de Bárbara a Eva.

Resignado, marcha a su fiesta de despedida, con pocas expectativas en la resolución del caso. Eva, también resignada, recuerda una y otra vez sus discusiones con Bárbara.

Mientras tanto, volvemos con Bárbara, que se culpa de sus males pensando que se merece lo que le pasa. Hirió a su familia, también a su mejor amiga, a quien traicionó por un chico.

Eva se consolaba con el profesor, incapaz de arreglar las cosas con su amiga. El profesor se aprovechaba de su desvalimiento e inocencia. Cuando Eva comprendió lo que él hacía, huyó y quedó encerrada en casa.

Entonces es cuando Eva descubre que el número que le ha llamado es el mismo que el de Pepe Molina, el padre de Bárbara. Inmediatamente se lo cuenta a Nuria.

También Eva se lo comunica a Lozano, que se pone en marcha inmediatamente para dar con el paradero de Bárbara.

Entonces volvemos con Bárbara. Ve cómo Pepe saca un arma, sabedor de la noticia de la llamada a Eva, la amenaza.

Nuria y Lozano van en paralelo al mismo lugar. Nuria llega antes, es la casa de su infancia. Se dirige al sótano. Se enfrenta a Pepe ante la mirada de Bárbara.

En ese momento llega el subinspector, que escucha un disparo. Responde con otro hacia Pepe, que lo deja a su vez malherido hasta morir. Pero Lozano muere delante de una Bárbara liberada, reunida con su madre, con la tranquilidad de haber cerrado ese problema que le traumatizó por años.

Resumen por partes

Parte 1

El principio de la novela comienza con una reflexión de Bárbara sobre su cumpleaños número 19. Los lectores no saben lo que ha ocurrido, pero más adelante se entiende que Barbara tiene cuatro años de estar en cautiverio, secuestrada aunque no se sabe quién es secuestrador. Luego es el turno del inspector Salvador Lozano que va hasta la casa de los Molina con el objetivo de informarles que, cumplirá 65 años y por tal razón se jubilará, encuentra a la madre de Bárbara, Nuria Solís y a los hermanos gemelos de Bárbara que ahora tienen la edad de Barbara cuando desapareció, por eso sabemos que han pasado cuatro años de su desaparición. Ella llama a su marido Pepe Molina al trabajo, el inspector le cuenta que se va a jubilar pero que el caso de su hija quedará en manos de otro policia. Nuria se despide del inspector y le da un abrazo de agradecimiento. El inspector reflexiona como a ella se le ha apagado la vida porque no es la misma de las fotografías que se ven en casa. El compara a la pareja con enfermos terminales y a sus gemelos como fantasmas que han aprendido a pasar desapercibidos. La escritora va contando la desaparición de la joven gracias al relato de personas cercanas como su madre, Nuria, su amiga Eva, el inspector Lozano y los propios de Bárbara.

Desde el punto de vista de Nuria

Luego, leemos lo que ha pasado desde el punto de vista de Nuria, la mamá de Barbara. Se cuenta como Nuria era una mujer con ambiciones, muy inteligente que quería estudiar medicina pero que lo pospuso por la maternidad. Bárbara era su niña, era una pequeñita muy traviesa, lengua larga y ocurrente, algo que su madre festejaba siempre. Cuando nacieron sus hermanos, fue Pepe quien se hizo cargo, compartiendo más tiempo con ella. Barbara resultó ser bastante rebelde en su adolescencia y Pepe era muy estricto mientras que Nuria la ayudaba a salir con sus amigos, le alcahueteaba todo e incluso cuando le descubrió las pastillas anticonceptivas en su cuarto. Nunca le preguntó nada, ella decía que era para respetar la intimidad de su hija pero luego de su desaparición ella se culpó y se cuestionó mucho el haber sido demasiado permisiva y no haber puesto límites a su hija.

Siguiente parte

En la siguiente parte, es el turno de Bárbara Molina. Aquí se enlaza esta parte con el comienzo del libro. Bárbara nos cuenta cómo al principio se le reveló a su captor muchas veces, gritaba hasta quedar afónica, le daba puños a las paredes hasta que se sangraba las manos, pero luego fue cediendo. Se nota por lo que cuenta que su secuestrador es muy astuto y manipulador. Le hace creer que su familia no la va a querer si regresa, que la culparán por lo que le pasó y que los periodistas sensacionalistas no la dejarán en paz. Ella cuenta como se quedó con el celular del hombre que la tiene cautiva, tiene miedo de usarlo pero escucha como el auto de él enciende y se aleja. Se decide a llamar y se da cuenta que no hay señal. Le da miedo que ocurra como otras veces que intentó escapar: cavando un túnel, escribiendo notas dentro de los libros que él prestaba para Barbara en la biblioteca. Ella recuerda que en esa oportunidad, el le pegó, la dejó a oscuras y sin comida por varios días. Al final él la manipuló haciendo que ella aceptara estar en ese encierro, se portará dócil. Ella tenía la sensación que él lo sabía todo y se enteraba hasta de lo que ella pensaba. Barbara tenía una rutina diaria de hacer ejercicio, bañarse, desayunar, escuchar música (Coldplay) y ver los episodios de la comedia de situaciones «Friends», ella decía que al igual que todos esos personajes: Phoebe, Monica, Rachel, Ross, Joey y Chandler ellos estaban atrapados en un plató de un estudio de grabación, así como ella lo estaba en ese sótano.

Capítulo 4 de la 1 parte

En el capítulo 4 de la parte 1, el inspector Lozano se encuentra con el joven detective que lo va a reemplazar Toni Sureda, él reconoce y recuerda el caso de Bárbara. Hablan de los sospechosos: Martín Borrás que es un hijo de ricos, malcriado y Jesús Lopez el profesor de historia. En el capítulo 5 habla Bárbara, cuenta que no ha comido ni estudiado ni seguido su rutina diaria. Intenta encontrar señal en el celular hasta que lo consigue. Entonces se decide a llamar a su amiga Eva. No quiere llamar a su madre porque cuando ella estaba en el pueblo de Lerida con su secuestrador, Bárbara la llamó y lo que hizo fue gritarla y su secuestrador se dio cuenta y la golpeó en la cabina de teléfonos. Barbara se logra comunicar con Eva y le pide auxilio pero la llamada se corta. Entonces nos enteramos que Eva estaba enamorada de Martín pero que Barbara se «lo quitó», ella deseaba que Barbara desapareciera y en efecto eso ocurrió. Nunca le contó a la policía ni a nadie que Martín la sedujo, la llevó a una casa que sus padres tienen en el campo y allí se acostó con ella y le hizo prometer que desviarla la atención hacia el profesor de historia y así lo hizo. Ella recuerda que mientras estuvo en esa casa, intentó bajar a una bodega y Martín se puso histérico, amenazó con pegarle y luego más calmado le explicó que su abuelo había tenido un accidente bajando esas escaleras. Ella empezó a atar cabos y se decidió a llamar al inspector Lozano, no lo encontró ya que él estaba comiendo y se decidió a ir a hablar con los padres de Bárbara.

Capítulo 7

En el capítulo 7, el inspector Lozano le cuenta al detective Sureda que Bárbara al desaparecer dejó una nota donde decía que no la buscarán. Le agarró una tarjeta de crédito a su mamá y al parecer se fue a casa de sus tíos en Bilbao donde su padre no le había dado permiso de ir en vacaciones ya que su tía Elizabeth y su esposo Iñaki eran demasiado permisivos con Bárbara y porque hacían nudismo en la playa. Ninguna de sus amigas sabía nada pero todas apuntaban a que Barbara estaba saliendo con Martín Borras. El detective fue a visitarlo y Martín le dijo que recientemente había roto con Bárbara. El detective Lozano habló con la tutora (profesora) de Bárbara y luego con sus padres e intuyó el conflicto entre ellos porque se dio cuenta que José Molina era muy estricto y Nuria Solís era más permisiva. Le siguieron el rastro a Barbara hasta Bilbao donde vivían sus tíos. Lo hicieron a través de la tarjeta de crédito que ella se llevó. Unas vecinas de los tíos de Bárbara contaron que ella estuvo en su casa llamándoles no los encontró y ellas la invitaron a pasar a su casa. Ella pasó pero luego se fué asegurando que tenía un boleto de regreso a su casa en autobús. Luego vino la llamada desde el pueblo de Lérida que Bárbara hizo a su casa. Su madre fue quien contestó. Después de eso le perdieron el rastro.

Entrevista con Nuria

En una entrevista posterior con Nuria, ella le contó al inspector Lozano que poco antes de su desaparición descubrió que Bárbara tenía cortes y moretones en partes muy íntimas e invisibles ella le dijo a su mamá que se había caído de una moto pero Nuria sabía que ese tipo de heridas parecían auto infligidas, una práctica que tienen algunos adolescentes que se llama cutting. El teniente Lozano le cuenta a Sureda que, fue a visitar e interrogar a Martín y este que dijo que él y Barbara habían terminado pero no supo decirle la razón por la cual lo hicieron. Martín estaba preparando su mochila, el había conocido a Barbara porque él Dra monitor en el club de excursiones San Gabriel (se escalaba y se hacía senderismo) Gabriel era un muchacho guapo, con dinero y que habia estudiado en muy buenos colegios y universidades. Con la profesora de Barbara, el detective Lozano se da cuenta que a ella no le iba bien en la escuela.

Final de la primera parte

Al final de la primera parte, nos cuenta Bárbara como al principio de su cautiverio se enfrentó con una rata en el sótano y como superó su miedo y la destrozó con una escoba. Nos cuenta un poco más como su secuestrador le manipula. Ella cuenta que mientras él preparaba el lugar para isonorizarlo y protegerlo de sus posibles fugas, la amarró a un colchón donde debía orinarse encima porque el solo le dejaba defecar en un balde una vez al día. Barbara cuenta que le dejaba comida, pero no lo suficientemente cerca y entonces al intentar tomarla la botaba y veía como la comida se echaba a perder frente a sus ojos. No le hablaba y ella llegó incluso a suplicarle que lo hiciera. A tal punto la tenía manipulada que ella se culpaba de todo, de que él se comportara así, de los castigos que él le daba.

Bárbara pierde un diente

Bárbara cuenta como una vez le pegó y le hizo saltar un diente y ella recuerda que en una ocasión él la dejó subir a su casa, le compró un vestido y la llevó caminar por los alrededores. Ella cuenta que le suplicó porque quería sentir el sol, el la llevó al amanecer a dar una vuelta en el carro y lo pudo sentir después de mucho tiempo. Ella hace una reflexión de esas pequeñas cosas a las que a veces no se les da valor, como sentir la tierra bajo sus pies y sentir el sol. Bárbara recuerda que cuando le permitió subir ella se vio en el espejo y se dio cuenta de la falta de su diente. No quiso verse en el espejo. Ella antes tenía un espejo en el sótano pero el se lo quitó así que ella no se podía auto reconocer ya que no tenía un medio para hacerlo. No le dejaba tener platos de loza ni cuchillos ni tijeras ni nada con lo que ella pudiese hacerse daño o hacérselo a él.

Eva visita a los padres de Bárbara

Eva va a visitar a los padres de Bárbara y se encuentra solo a Nuria y a los gemelos en casa. Luego llega Pepe (José Molina) y mientras Nuria está en la cocina, ella le cuenta que recibió una llamada de Bárbara, le da el número de teléfono del móvil desde el que ella la llamó, le marcan pero no hay respuesta. Eva le cuenta al padre de Barbara sus sospechas con respecto a Martín y el depósito (sótano) que tiene en la casa de sus padres en las afueras de la ciudad. Pepe Molina se conmueve, se le salen las lágrimas, se desespera y al final le pide a Eva que no le diga nada aún a Nuria.

¿Te ha sido útil el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 3.5 / 5. Recuento de votos: 663

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

4 Comments

  1. kak 9 noviembre, 2023
  2. anonimo 13 noviembre, 2023
  3. pablo medina 26 enero, 2024
    • mari medina 24 abril, 2024

Deja un comentario