Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado 【resumen y personajes】

Y colorín colorado este cuento aun no sea acabado, de Odín Dupeyron,  es una extraordinaria historia que nos habla sobre la vida, de los miedos que nos paralizan, del deseo de ser libres, de la importancia de conocernos a uno mismo, de indagar en el pasado, de entender quiénes somos, de dónde venimos para así saber a  dónde  vamos.


Entre una princesa, un dragón, un príncipe azul, hadas,  este libro  nos hace reflexionar sobre los momentos que se experimentan en nuestra vida, sobre cómo podemos procesarlos, y sobre lo que podemos sentir en cada uno de ellos

Es un mágico cuento que nos habla de los finales y los eternos comenzares de la vida. De todas las posibilidades, de todos los principios y de todos los finales. Pero más allá, nos hace descubrir  la importancia que tiene vivir la vida.

Personajes de Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado

Odái

Una princesa cansada de vivir encerrada en un castillo.

Dragón

Tiene una voz hosca, desconfiada y dudosa pero siempre Imponente.

Prudencia

Una tortuga  que le dan consejos a la princesa Odái.

Hombre más rico del mundo

Vestía un overol y playera blanca. De aspecto humilde. Le enseña a la princesa que el verdadero valor de una persona es su forma de ser.

 Príncipe azul

Un hombre hermoso que se enamora de la princesa Odái.

La hechicera

De edad madura, sabia. Predice la muerte de la princesa.

Resumen de Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado

El libro comienza contando la historia de una princesa llamada Odái quien está encerrada en un castillo el cual está vigilado por un dragón,  con la tarea de que la princesa nunca escape. Harta de que todos los días sean iguales, que nunca pase algo diferente, y sin que llegue aquea anhelada señal que le permita escapar, la princesa abre la puerta de su cuarto y finalmente decide  enfrentarse al dragón. Pero se lleva la gran sorpresa pues el dragón está lleno de miedo, no representa otra cosa más que su miedo, el miedo a enfrentarse  a la vida. Al final se da cuenta que era ella misma la que se tenía encerrada por el miedo.

La princesa lo convenció de salir al enorme jardín del castillo. Una vez fuera del castillo, la princesa descubre que  a veces es mejor dejar el miedo atrás.

A la mañana siguiente, intentaron abrir la puerta para así salir del castillo pero un enorme candado rodeaba la manija, entonces la princesa comenzó a buscar formas y herramientas para poder romper el candado y salir.

Después de un rato intentando,  la princesa tuvo una idea la cual consistía en que el dragón le soplara fuego al candado para deshacerlo, y así fue, todo desapareció, tanto la reja como  todo su alrededor.

La princesa, acompañada del dragón, comenzó a sentir miedo pero eso no la detuvo, hasta que se encontró en el camino un agujero enorme  que no les permitía  seguir su camino. Odái se empezó a arrepentir de lo que había hecho, pensaba que era mejor nunca haber salido del castillo.  Se puso a llorar hasta que se durmió.

A la mañana siguiente, cuando se encontraba más tranquila, pudo ver un puente que atravesaba el gran vacío, no lo pensó dos veces y cruzó junto con el dragón.

Al continuar su camino se le aparece un hada, quien le enseña una cueva, la Cueva del pasado. La princesa entra a la cueva y sale de la misma con una mentalidad diferente con la que entró. En el libro hace comparación a la cueva con nuestros recuerdos, los cuales son importantes para poder entender de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Al salir de la cueva se encuentran a una persona quien se hace llamar “el hombre más rico del mundo”, y lo describen como un hombre maduro, que vive humildemente. El mensaje que se intenta dar es que la verdadera riqueza no son  cosas materiales, sino que la verdadera riqueza es la forma de ser de las personas.

Continuaron su camino se toparon con un inmenso campo de fresas y decidieron  comérselas, cuando de pronto les comenzó a ladrar un perro hasta que llego un joven que resultaría ser  un príncipe. Es el típico personaje que se describe en otros cuentos; un hombre atractivo, amable, que aparenta ser  el hombre ideal que toda mujer quisiera tener Odái y el príncipe se terminan enamorando y  a los dos meses se casan y… ¿colorín colorado este cuento se ha acabado? No, el cuento no acaba ahí.

Tiempo después tienen hijos, la vida de la princesa  se empieza a tornar más dura, deja a un lado lo  fantasioso. Odái  se encuentra con problemas  un su matrimonio. En esta parte del libro, se hace un ejemplo con las adversidades por las que se pasan una pareja con hijos.

Pareciera que lo normal y lo se debe tomar como correcto es que la responsable de las tareas domésticas y el cuidado y educación de los hijos, sea la esposa, solo por el hecho de ser mujer, cuando en realidad no debería porqué ser así. Lo justo y debido es que se distribuyan las responsabilidades.

Años más tarde, con los hijos ya grandes, harta de su vida de casada, Odái decide separase de su esposo, paso de vivir de un castillo lujoso a una casa humilde, alejada de cualquier persona, la princesa estaba frustrada, desconsolada, pues después de haber vivido lo que parecía una vida perfecta dentro del castillo, ahora solo se encontraba sola y olvidada pues sus hijos se habían casado y  habían formado su vida, ahora ella se encontraba olvidada.

Odái se encuentra con una tortuga, quien representa la prudencia, esta le explico que ella la estaba buscando desde que fueron al campo de fresas, para decirle que se tomara con calma el encuentro con el príncipe y que no tomara decisiones precipitadas sin antes razonar, pero no la pudo alcanzar para advertirle.

El mensaje que quiere trasmitir el libro es más que claro, antes de tomar una decisión por más insignificante que sea, primero se debe pensar en las consecuencias

En la parte final de este libro  la princesa  tuvo un sueño en donde había visto a una mujer que le decía que la fuera a ver, y también en su sueño vio donde vivía, le costó encontrar el lugar donde vivía pero lo logro.  Llegó a una cabaña y allí conoció a una anciana quien fue la  que había soñado la princesa quien resultaría ser una vidente; la adivina le dijo que se tomara tiempo para ella sola porque a veces se necesita demasiado estar solo.  La anciana  le cuenta a Odái que es lo que le espera en el futuro, Inesperadamente, la anciana le cuenta que pronto va a morir y que ya no hay nada más que hacer, también le dio una lección: “No puedes controlar tu vida si está llena de alegres o amargos momentos, pero sí puedes controlar tu disponibilidad, tu entusiasmo por vivir, tu posición y la forma en la que te levantas cuando fracasas”. Lo único que tienes seguro en la vida es la muerte.

Este libro nos habla sobre la condición humana, las decisiones que se van tomando a lo largo de la vida y lo necesario que es saber que la felicidad no dependen de una persona,  de momentos, ni de riquezas,  las personas se van, los momentos se acaban, más bien la felicidad la tenemos que encontrar en uno mismo; aprendiendo a vivir la vida, no podemos controlar lo que está a nuestro alrededor, pero sí podemos controlar nuestra actitud, nuestro entusiasmo ante la vida,  siempre y cuando sabiendo agradecer a la vida misma por cada oportunidad.

Deja un comentario