Alicia en el país de las maravillas 【resumen y personajes】

0
(0)

El inglés Lewis Carroll, fue el escritor de este famoso libro, en el cual cuenta la historia de una niña llamada Alicia.


Alicia por medio de un sueño vivió una aventura muy rara y curiosa, en la que se ve atrapada en innumerables problemas, los cuales tiene que resolver para poder salir de donde está.

Personajes de Alicia en el país de las maravillas

Alicia es una niña quién por medio de un sueño viaja a otro mundo completamente distinto al real. En ese mundo ella tiende a cambiar constantemente de tamaño y se ve en la necesidad de interactuar con personajes extraños, para poder encontrar el camino de regreso a casa.

Hermana de Alicia es a quién Alicia acompaña al campo para poder leer un libro, el cual a Alicia le parece un tanto aburrido, por lo que se queda dormida y emprende su aventura.

Conejo Blanco es un conejo tímido y nervioso quien lleva un chaleco y un reloj de bolsillo, al que Alicia ve pasar al comienzo de esta historia y sigue hasta el País de las Maravillas.

Oruga es una oruga azul, grande, que fuma pipa y quien al final termina ayudando a Alicia a cambiar de tamaño cuando ella lo necesite.

Duquesa es una mujer que al encontrarse con Alicia por primera vez, actúa un tanto indiferente con ella, pero mas tarde al volverse a encontrar actúa de una manera más agradable hacia Alicia.

Gato Cheshire es el Gato de la Duquesa y siempre está sonriendo e interactúa únicamente con Alicia durante la historia. El Gato Cheshire tiene la habilidad de aparecer y desaparecer.

Liebre de Marzo es la liebre quien realizaba una extraña merienda en su jardín. Merienda a la que Alicia fue invitada, pero al sentirse incomoda Alicia por las constantes tonterías que hacían decidió retirarse del lugar.

Sombrerero es un sombrerero que continuamente se encuentra tomando el té con la Liebre de Marzo.

Reina de Corazones es una reina con la apariencia de una carta y su carácter hacia los demás es un tanto arrogante y desagradable. Ella suele mandar a decapitar a quien se le plazca ya que domina por completo el Jardín. 

Falsa Tortuga siempre está triste y deprimida y generalmente está suspirando o sollozando. La Falsa Tortuga ama recordar sus días en la escuela y le enseña a Alicia el baile de la Langosta.

Grifo es un monstruo mítico, parte león y parte águila. El Grifo lleva a Alicia a conocer a la Falsa Tortuga y luego la conduce al juicio.

Resumen de Alicia en el país de las maravillas

Comienza con la historia de una niña llamada Alicia, quien un día decidió acompañar a su hermana a un campo a descansar. 

 Estando en el campo Alicia comenzó a sentirse aburrida, mientras su hermana se entretenía leyendo un libro, así que Alicia decidió levantarse y comenzar a recoger las numerosas y hermosas flores que adornaban aquel campo, cuando de repente vio a un conejo blanco que iba a toda prisa con un reloj en mano corriendo hasta una madriguera. 

A Alicia le pareció un tanto curioso así que decidió seguirlo. 

En el momento que Alicia entró a la madriguera, esta tenía forma de pozo así que en ese instante Alicia comenzó a descender dentro de la madriguera.

Mientras Alicia caía al fondo, pudo ver las extrañas paredes del pozo que parecían ser armarios y estanterías.

Cuando al fin Alicia cayó al fondo del pozo, cayó encima de un montón de hojas secas las cuales estaban sobre un largo pasillo, en donde al final pudo observar a aquel conejo con el reloj. 

Alicia se levantó con la intención de seguir al conejo, pero al final lo perdió de vista. 

Alicia continúo recorriendo el pasillo intentando buscar la salida, pero se topó con que el pasillo estaba rodeado de puertas, pero todas estaban cerradas. 

Alicia perturbada por lo que estaba pasando, sin querer tropezó con una pequeña mesa de cristal, la cual sobre ella tenía una diminuta llave dorada. 

Alicia pensó que esa llave abriría una de las puertas pero para su mala suerte esa llave no pertenecía a ninguna de ellas. 

De pronto Alicia se percató de una cortina que se encontraba en el lugar, la cual detrás de ella estaba una pequeña puertecita, Alicia como último intento metió la llavecita en la cerradura y logró abrir la puerta. 

Alicia esperaba encontrar la salida para regresar a casa, pero para su sorpresa descubrió que esa pequeña puerta daba a un hermoso jardín.

Alicia quería atravesar la puertecita, pero ella era demasiado grande para entrar en ella.

 Alicia miró a su alrededor para ver si encontraba algo que la ayudara a atravesar la puertecita, así que fijó sus ojos de nuevo en la mesa de cristal y vio que en ella había aparecido de la nada un pequeño frasco con una etiqueta que decía “bébeme”.

 Alicia dudo por un momento si bebería el contenido del frasco, pero al ver que no había ninguna advertencia de peligro decidió hacerlo.

 En ese momento Alicia comenzó a encogerse cada vez más hasta llegar a la altura apropiada para cruzar por la puerta, Alicia estaba emocionada de explorar aquel hermoso jardín y cuando estaba apunto de entrar recordó tomar de nuevo la llavecita que habría la puerta.

Alicia regresó a la mesa de cristal para poder tomarla, pero por su tamaño diminuto, no lograba alcanzarla, así que se echó a llorar. 

Después de un rato Alicia se dio cuenta que debajo de la mesa había una cajita, la cual contenía un pequeño pastel el cual tenía escrita la palabra “cómeme”.

Alicia de inmediato se lo comió por completo, esperando poder crecer para tomar de nuevo la llavecita, y pasó tal y como esperaba, Alicia comenzó a crecer y a crecer hasta llegar a un tamaño demasiado grande que era imposible que pudiera entrar en aquella puertecita.

 De pronto Alicia resbaló y de inmediato cayó hundida en un gran mar de agua salada, que eran todas aquellas lágrimas que ella había llorado.

 Nado y nado hasta llegar a la orilla, allí se encontró a varios animales muy raros con quien Alicia charló por un rato hasta que uno por uno comenzaron a irse.

 Alicia terminó quedándose sola por completo, cuando de repente vio de nuevo a aquel conejo blanco que iba a toda prisa, estaba en busca de sus  guantes blancos y su abanico. 

Cuando vio a Alicia de inmediato le ordenó como si fuera su empleada, que fuera y emprendiera la búsqueda de sus guantes.

 Alicia aterrada salió corriendo sin pensarlo a cumplir con el mandato del conejo blanco. 

Alicia logró llegar a la casa del conejo para buscar los guantes y el abanico.

Estando allí dentro se dio cuenta de que había un frasco similar al que había encontrado a un principio, así que Alicia decidió beber lo que estaba dentro del frasco.

De inmediato Alicia comenzó a crecer rápidamente hasta lograr la altura de la casa, así que Alicia se sentía demasiado apretada dentro de la casa. 

En ese momento el conejo blanco entró a toda prisa a su casa con exigencias de encontrar sus guantes y su abanico, él intentó abrir la puerta de la habitación, pero no lo consiguió ya que el codo de Alicia obstaculiza la entrada.

 Así que el conejo pensó entrar por la ventana de la casa pero tampoco pudo, ya que el brazo de Alicia la atravesaba.

 Entonces se le ocurrió al conejo hacer una lluvia de guijarros y comenzó a lanzarlos a Alicia, ella pudo notar que los guijarros al caer al suelo se convertían en pastelillos

Alicia pensó que al comer uno de los pastelillos lograría reducir su tamaño, tal y como lo imagino Alicia al comer uno de los pastelillos su tamaño disminuyó más de su tamaño normal. 

De inmediato Alicia salió corriendo de la casa del conejo hasta llegar a un bosque.

Alicia se encontraba hambrienta, así que decidió buscar algo de comer en aquel lugar. 

Mientras Alicia recorría aquel bosque, pudo notar que había una enorme seta, la cual le llamó la atención, así que Alicia subió a lo alto para ver que había por encima de aquella seta.

Para sorpresa de Alicia, se encontró sentada allí a una enorme oruga de color azul que se encontraba fumando.

 Alicia de inmediato comenzó a hablar con aquella extraña oruga, ella le comentó que necesitaba regresar a su tamaño normal, de manera que la oruga la pudiera ayudar.

 La oruga le respondió que comiera un trozo de la seta en la que se encontraban parados, pero que un lado la haría crecer y el otro la haría encoger.

 Al terminar de hablar la oruga de la nada se esfumó, así que Alicia tomó un pedazo de cada lado de la seta, probó un pedazo del primer lado y Alicia comenzó a crecer y crecer hasta llegar a una estatura en la cual Alicia no podía ver sus hombros.

Alicia probó un pedazo del otro lado y de inmediato Alicia comenzó a encogerse hasta llegar a una estatura diminuta. 

A Alicia se le ocurrió probar un  pedazo de seta de cada lado al mismo tiempo hasta lograr su estatura normal, al fin Alicia logró su estatura. 

En ese momento Alicia observó a lo lejos una pequeña casa, así que decidió ir, para ver si encontraba a alguien allí que la pudiera a ayudar a regresar a casa. 

Cuando llegó al lugar observó que afuera se encontraban dos lacayos custodiando la casa. 

Alicia habló con ellos pero no sirvió de nada, así que abrió la puerta de la casa, para su sorpresa allí se encontraba un Gato con una enorme sonrisa y una Duquesa sentada con un niño en brazos. 

Alicia charló por un rato con la Duquesa, pasado el tiempo  la Duquesa se levantó y dejó al niño a los brazos de Alicia, ella tenía que irse a jugar al croquet con la Reina.

 Alicia se dio cuenta que el niño no era un bebé, sino un cerdo. 

Después de unas horas ella se cansó de tener al cerdo en las manos y lo dejó allí.

 Cuando de pronto Alicia vio al Gato de Cheshire sentado en la rama de un árbol, ella le preguntó qué dirección debía tomar para salir de allí.

El Gato le dijo que por la derecha vive un Sombrerero, y por la izquierda vive una Liebre de Marzo, en ese instante el Gato desapareció. 

 Así que Alicia decidió visitar a la Liebre de Marzo, cuando llegó al lugar vio una mesa bajo un árbol frente a la casa, allí se encontraba la Liebre de Marzo, el Sombrerero y un Lirón tomando el té. 

La Liebre de Marzo y el Sombrerero se percataron de la presencia de Alicia, así que de inmediato la invitaron a sentarse junto con ellos.

 Después de un rato de estar allí, Alicia se desesperó tras las constantes groserías que estaban diciendo, Alicia se paró disgustada y se fue del lugar, para retomar el camino que dirigía al bosque. 

Cuando Alicia se encontraba ya en el bosque se dio cuenta que uno de los árboles tenía una puerta, la cual permitía poder entrar dentro de este.

Alicia abrió la puerta y observó un hermoso jardín, así que Alicia le dio un mordisco a aquel pedazo de seta que llevaba con ella para poder encogerse y entrar en el árbol. 

Cuando al fin Alicia logró entrar al jardín, vio que aquel lugar estaba cubierto de hermosas flores blancas, pero tres jardineros las estaban pintando de rojo, porque la Reina del lugar  las quería rojas. 

Cuando Alicia estaba hablando con los jardineros, apareció la Reina y el Rey de Corazones. 

La Reina se puso a charlar con Alicia, en ese momento Alicia se percató que aquellos jardineros estaban siendo decapitados  por órdenes de la Reina.

 Después de unos minutos, la Reina le preguntó a Alicia si sabía jugar al croquet, y Alicia dijo que si, de inmediato  Alicia fue incluida al cortejo, y observó que allí estaba el Conejo Blanco.

Después de una horas Alicia comenzó a sentirse incómoda en aquel lugar, cuando de repente apareció el Gato de Cheshire, pero esta vez solo apareció su cabeza. 

El Rey de Corazones se dio cuenta de la aparición del Gato, el cual no le cayó muy en gracia que se encontrara, así que de inmediato le dijo a la reina que lo mandara a decapitar.

Uno de los verdugos le dijo que no podía decapitarlo, ya que la ley no lo permitía, pues el Gato no tenía cuerpo para poder decapitarlo. 

Entonces la Reina les dijo que si no se resolvía la cuestión en menos de un minuto, haría ejecutar a todo el mundo. 

Y entonces los tres acudieron a Alicia y le preguntaron si conocía a aquel Gato, ella les dijo que el Gato pertenecía a la Duquesa, y lo mejor sería preguntarle a ella. 

Pero la Duquesa estaba en prisión, y la Reina pidió traerla, y cuando llegó la Duquesa el Gato ya había desaparecido.

La Reina al ver lo que había sucedido le ordenó a la duquesa que se fuera de allí,  de lo contrario terminaría decapitandola, así que la duquesa desapareció del lugar. 

La Reina le dijo a Alicia que volvieran al juego.

Durante todo el tiempo que estuvieron jugando la Reina no dejaba de discutir con los otros jugadores, después de un rato la Reina abandonó el partido. 

La Reina continuó charlando con Alicia, ella le preguntó si había visto a la Falsa Tortuga. 

Alicia le contestó que nunca había escuchado hablar de esa tortuga, y entonces la reina y Alicia fueron a visitarla, para que ella le contara su historia. 

En el camino se encontraron a un Grifo, la Reina le dijo que las llevara a ver a la Falsa Tortuga. 

Cuando llegaron con la Falsa Tortuga, ésta estaba sentada en una roca, triste y solitaria, entonces el Grifo le dijo que Alicia quería saber su historia.

 La Falsa Tortuga de inmediato comenzó a narrarles todo y le enseñó a Alicia el baile de la langosta.

 En ese momento se comenzó a escuchar que en el reino comenzaría un juicio a causa de que alguien se había robado unas tortas.

 Alicia se dirigió al reino y cuando llegó al lugar vio una enorme torre de tartas sobre una mesa, la cual se encontraba en el centro del salón, frente al trono del Rey y la Reina. 

El juicio comenzó, al cual acudieron varios testigos, entre ellos se encontraba Alicia. 

Llegó el turno en que Alicia tuvo que declarar, después de unos minutos, Alicia y la Reina comenzaron a discutir, Alicia enfurecida le dijo a la Reina que ella solo era una simple  baraja.

La Reina se enfureció y le lanzó al aire una baraja entera a Alicia, la cual provocó que  cayera al suelo. 

En ese momento Alicia despertó acostada en el regazo de su hermana junto a un árbol cerca de la orilla de un río. 

Su hermana se encontraba apartando unas hojas secas que habían caído de los árboles.

 Entonces su Hermana le dijo que se levantara, y Alicia le explicó que tuvo un sueño muy extraño y curioso.

 Alicia le contó todas las aventuras de las que pudo recordar, su hermana le dijo que fuera a tomar el té.

Alicia se fue corriendo y su hermana se puso a soñar a su manera, imaginando cómo sería Alicia de mujer adulta y de los recuerdos felices que serían en un futuro las tardes de verano.

¿Te ha sido útil el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies popias y de terceros. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento y aceptación sobre nuestra política de privacidad y cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies