Yerma 【resumen y personajes】

4.1
(17)

Yerma es una obra muy popular, escrita por el famoso Federico García Lorca.


Esta obra relata la vida de una mujer llamada Yerma, quien en su vida se ve afectada por la infertilidad que descubre cuando esta decide casarse.

La agonía de Yerma por ser madre llega a trastornar su vida por completo, al grado de cometer locuras inexplicables.

Personajes de Yerma

Yerma

es la protagonista de esta historia, quien por su obsesión de ser madre, termina matando a su esposo.

Juan

es el esposo de Yerma, un hombre que siempre trataba la manera de demostrarle a Yerma que no le importaba no poder tener hijos y que lo único que deseaba en la vida era estar con ella.

Víctor

es un campesino del cual Yerma siempre había estado enamorada, pero tras la imposición de su padre, ella terminó casándose con Juan. Yerma se vio obligada a tener que abandonar a Víctor con tal de cumplir el mandato de su padre.

Dolores

es una conjuradora del campo a quien Yerma siempre visitaba para que le realizara conjuros, con el fin de que algún día pudiera quedar embarazada.

Resumen de Yerma

Esta es la historia de una mujer llamada Yerma, quien vivía junto a su esposo Juan en un campo llamado Andaluz. 

Ellos llevaban ya dos años de casados y durante ese lapso de tiempo Yerma y Juan por desgracia no habían podido tener hijos. 

Esta situación a Yerma la llenaba de mucha tristeza, ya que por más que trataba no podía quedar embarazada y aún más la agobiaba el darse cuenta de que a Juan su esposo no le interesaba tener hijos, sino que su mayor dedicación era trabajar mucho para ganar más dinero y poder darle una mejor vida.

Mientras los días pasaban, todas las amigas de Yerma llegaban con la noticia de que estaban esperando un hijo y esta situación hacía que Yerma no perdiera la esperanza de que también ella algún día quedaría embarazada.

Un día se acercó a Yerma una anciana, quien le preguntó si realmente estaba enamorada de su esposo Juan. 

Yerma siempre había estado enamorada de un joven campesino llamado Víctor, al cual conoció desde que era una adolescente, Yerma le dijo a la anciana que ella y Víctor habían sido novios hasta que un día por órdenes de su padre terminó casándose con Juan sin poder tener otra opción.

Yerma terminó por aceptar el matrimonio con Juan e hizo a un lado su relación con Víctor.

Tanta era la ilusión de Yerma de tener un hijo que aceptó quedarse con Juan y nunca negarse a tener relaciones con él, a pesar de que no lo amaba.

Yerma mantenía una amistad con Víctor, pese a que un tiempo atrás habían sido novios, bajo ninguna circunstancia Yerma le era infiel a su esposo Juan. 

Los campesinos, al notar tanta cercanía de Yerma con Víctor, comenzaron a rumorear por las calles de que Yerma era amante de Víctor.  

Tal rumor llegó a oídos de Juan así que él, molesto, decidió llevar a vivir a su casa a sus hermanas para que mantuvieran vigilada a Yerma mientras él no estaba y así evitaría que Yerma saliera de la casa sin su permiso.

Al pasar el tiempo, Yerma sigue sin poder tener hijos y en su desesperación decide ir a visitar  por las noches a Dolores, una conjuradora del campo, quien ayudaba a muchas mujeres a poder quedar embarazadas por medio de sus conjuros.

 Un día Yerma le dice a Dolores que aunque ella supiera que su hijo le causaría dolor y tristeza, ella con gozo recibiría su llegada. 

Después de la visita de Yerma a Dolores, ella decide ir a una romería en donde honrarían al Santo de la fertilidad, allí Yerma iría para que le concediera el milagro de ser madre. 

Estando Yerma en la Romería aparece Juan y le dice que está cansado de su constante lamento por no poder tener hijos, él le dice que tiene que aprender a resignarse a que nunca podrá tener hijos.  

Juan le dice a Yerma que a él no le interesa tener hijos y que lo único que él quiere es estar con ella. 

Esa misma noche Juan le dice a Yerma que lo bese y que deje atrás la obsesión por tener un hijo y que así serían felices solo los dos, pero Yerma reacciona de una manera brutal y toma con fuerza el cuello de Juan hasta estrangularlo. 

El cuerpo de Juan cae al suelo y en ese momento Yerma comienza a gritar con un tono de lamento, he matado a mi hijo, yo misma lo he matado.

Resumen por actos de Yerma

Acto 1

La obra comienza con Yerma, una mujer casada y sin hijos, hablando con su esposo Juan sobre su deseo de tener hijos. Juan no está interesado en tener hijos y prefiere seguir viviendo una vida sin preocupaciones. Yerma se siente cada vez más sola y aislada en su matrimonio. Se encuentra con una amiga, María, que está embarazada, lo que aumenta su desesperación.

Acto 2

Yerma se encuentra con Víctor, un joven pastor que se siente atraído por ella. A pesar de la oposición de la sociedad y la iglesia, Yerma comienza una relación con Víctor, en busca de tener un hijo. Sin embargo, la relación no es fructífera y Yerma se encuentra en una situación desesperada.

Acto 3

En el tercer acto, Yerma se siente atrapada en una sociedad que la oprime y limita su capacidad para tener hijos. Decide que la única manera de liberarse es a través de la muerte. Juan, su esposo, la encuentra muerta en el campo.

Análisis de Yerma

Literario

Género literario: «Yerma» es una obra de teatro, escrita en verso y compuesta por tres actos.

Estructura de la obra: La obra se divide en tres actos que se centran en la historia de Yerma, una mujer que lucha por tener un hijo. El primer acto presenta la situación de Yerma y su deseo de tener un hijo, así como la falta de interés de su esposo Juan. El segundo acto presenta el desarrollo de la relación entre Yerma y Víctor, un joven pastor. El tercer acto presenta el desenlace trágico de la obra.

Temas: «Yerma» explora temas como la opresión femenina, la infertilidad, la tradición y la religión, así como la lucha de la mujer por su independencia y autonomía.

Personajes: Los personajes principales son Yerma, su esposo Juan, su amiga María y Víctor, el joven pastor. También hay otros personajes secundarios que ayudan a desarrollar la trama.

Lenguaje y estilo literario: La obra está escrita en verso, lo que le da una calidad lírica y una musicalidad que se complementa con la emotividad de la trama. El lenguaje es poético y simbólico, con numerosas metáforas y símbolos que se utilizan para crear una imagen vívida de la realidad social y emocional de los personajes.

Tono: El tono de la obra es trágico y emotivo, con momentos de tensión y desesperación. El autor utiliza el lenguaje poético para crear una atmósfera de melancolía y tragedia.

Contexto histórico y cultural: «Yerma» fue escrita en la década de 1930, durante la Segunda República española. En este período, la sociedad española estaba experimentando cambios significativos en la forma en que las mujeres eran vistas y tratadas. La obra de García Lorca se enfoca en el sufrimiento y la opresión que muchas mujeres experimentaron en este contexto histórico y cultural.

Símbolos

La esterilidad: La infertilidad de Yerma es un símbolo de su incapacidad para cumplir con las expectativas sociales y culturales de la mujer como reproductora. La falta de hijos también simboliza la falta de realización personal y la sensación de vacío que siente Yerma.

La naturaleza: La naturaleza es un símbolo importante en Yerma, y se usa para contrastar con la esterilidad de Yerma. La naturaleza es descrita como fértil y abundante, mientras que Yerma está rodeada de tierras secas y áridas. La naturaleza también es un símbolo de la pasión y la vida, mientras que la esterilidad representa la falta de pasión y la muerte.

El sol: El sol es un símbolo de la vida y la fertilidad, y se usa para contrastar con la falta de vida y fertilidad en la vida de Yerma. El sol es también un símbolo de la masculinidad y la energía, lo que subraya la impotencia de Juan y la atracción de Yerma hacia Víctor, que encarna estas cualidades.

La sangre: La sangre es un símbolo de la vida y la fertilidad, pero también se utiliza como un símbolo de la muerte y la violencia. En la obra, la sangre se asocia con la menstruación de Yerma, que representa su falta de fertilidad, pero también con la muerte de Víctor, que representa la destrucción de la pasión y el amor.

La muerte: La muerte es un símbolo recurrente en la obra, y se utiliza para representar la falta de vida y la opresión. La muerte de Víctor, en particular, es un símbolo de la destrucción de la pasión y el amor, y representa el fracaso de Yerma para encontrar la realización personal y el amor que busca.

Los símbolos en Yerma se utilizan para explorar temas como la esterilidad, la naturaleza, el sol, la sangre y la muerte. Cada uno de estos símbolos ayuda a profundizar en la comprensión de la obra y de los personajes, y muestra cómo la falta de realización personal y la opresión pueden afectar profundamente a la vida de las mujeres en una sociedad patriarcal.

Argumento

El argumento de Yerma se centra en la lucha de una mujer por tener hijos en una sociedad opresiva y limitante. La obra representa la desesperación y la tristeza que muchas mujeres han experimentado en situaciones similares, y su deseo de independencia y autonomía. A través de la trama, el autor explora temas como la infertilidad, la opresión femenina y la religión, y crea una imagen emotiva y trágica de la vida de una mujer que lucha contra la tradición y las limitaciones impuestas por la sociedad. Yerma es una mujer que anhela tener hijos, pero su esposo Juan es indiferente a la idea de tener hijos y se niega a tener relaciones sexuales con ella.

La obra comienza con Yerma expresando su deseo de tener hijos y su frustración por no poder concebir. Su amiga María le aconseja que acuda a una curandera para encontrar una solución, pero Yerma rechaza la idea y dice que sólo quiere tener un hijo con su esposo.

En el segundo acto, Yerma conoce a Víctor, un joven pastor que trabaja en el pueblo. Yerma se siente atraída por él y comienza a tener una relación con él en secreto. La relación entre Yerma y Víctor es apasionada y romántica, pero nunca llegan a consumar su amor debido a las normas sociales y religiosas que prohíben la infidelidad y el sexo fuera del matrimonio.

En el tercer acto, Yerma se encuentra cada vez más desesperada por tener un hijo y desesperada por la falta de respuesta de su esposo y de Víctor. Se enfrenta a Juan y finalmente a Víctor, pero no puede encontrar la solución que busca. En el clímax de la obra, Yerma mata a Víctor y es llevada a prisión. En la última escena, Yerma está sola en la cárcel, lamentando su destino y su incapacidad para tener hijos.

de Personajes

Yerma: El personaje principal de la obra, Yerma, es una mujer que anhela tener hijos y se siente frustrada por la falta de respuesta de su esposo y de la sociedad. Yerma simboliza la lucha de las mujeres por la realización personal y la autonomía en una sociedad patriarcal que les niega la posibilidad de tomar sus propias decisiones.

Juan: El esposo de Yerma, Juan, es un personaje que representa la opresión patriarcal. Juan se niega a tener relaciones sexuales con Yerma y no muestra ningún interés en tener hijos. Juan simboliza la indiferencia de los hombres hacia las necesidades y deseos de las mujeres, y muestra cómo la sociedad patriarcal puede limitar la capacidad de las mujeres para tomar decisiones importantes sobre su vida.

Víctor: Víctor es un joven pastor que se convierte en el amante de Yerma. Víctor simboliza la pasión y la libertad, pero también representa la transgresión social y religiosa. La relación entre Yerma y Víctor simboliza la lucha de las mujeres por la autonomía y la realización personal, pero también muestra las restricciones sociales y culturales que limitan su capacidad para tomar decisiones importantes.

María: María es la amiga de Yerma y representa la voz de la tradición y la religión. María aconseja a Yerma que acuda a una curandera para solucionar su problema de fertilidad, pero también le advierte sobre las consecuencias de sus acciones. María simboliza la lucha de las mujeres por encontrar un equilibrio entre la tradición y la autonomía en una sociedad patriarcal.

La curandera: La curandera es un personaje que representa la superstición y la ignorancia. La curandera ofrece a Yerma una solución mágica a su problema de fertilidad, pero también representa la falta de conocimiento y de recursos para las mujeres en una sociedad patriarcal.

Cada personaje simboliza los diferentes obstáculos y limitaciones que enfrentan las mujeres en su búsqueda de libertad y felicidad.

Crítica de Yerma

Es una obra de teatro muy significativa por la representación de los problemas sociales que enfrentan las mujeres en la sociedad española del siglo XX. La obra explora temas como la infertilidad, la opresión femenina y la tradición, lo que la convierte en una obra que sigue siendo relevante y actual.

Una de las principales fortalezas de Yerma es su capacidad para mostrar la complejidad de los personajes y sus motivaciones. El personaje principal, Yerma, es retratada como una mujer compleja y realista que enfrenta una difícil situación en la que la sociedad le impone limitaciones a su capacidad para tener hijos. Su desesperación y su deseo de tener un hijo la llevan a tener una relación con Víctor, el joven pastor, lo que la pone en conflicto con las normas sociales y religiosas.

Otra fortaleza de la obra es la forma en que el autor utiliza el lenguaje poético para crear imágenes claras y emotivas. La obra está escrita en verso, lo que le da una calidad lírica y una musicalidad que se complementa con la emotividad de la trama. Además, el uso de la naturaleza como un telón de fondo poético para la obra añade un aspecto simbólico y metafórico.

Sin embargo, la representación de la mujer como víctima y su falta de representación de otras formas de resistencia y lucha. La obra muestra a Yerma como una mujer que no tiene poder ni control sobre su propia vida y que, finalmente, encuentra la muerte como única salida. Aunque esto es una realidad para muchas mujeres en situaciones similares, la obra podría haber representado otras formas de lucha y resistencia que las mujeres pueden utilizar para enfrentar estas situaciones.

En definitiva, Yerma es una obra de teatro profundamente emotiva y significativa que muestra la lucha de las mujeres en una sociedad opresiva y limitante. A pesar de la representación de la mujer como víctima y su falta de exploración de otras formas de lucha y resistencia, sigue siendo una obra importante y relevante en la actualidad.

¿Te ha sido útil el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 4.1 / 5. Recuento de votos: 17

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario