El asesinato de la profesora de lengua 【resumen y personajes】

Este libro escrito por Jordi Sierra, en el que cuenta la historia de una profesora, la cual se destacaba por el amor que resaltaba hacia su profesión, ella hacia lo imposible por dar su mayor esfuerzo por enseñar, pero tras el desinterés de sus alumnos ella decide llevar acabo un plan creativo para despertar en ellos el interés por mejorar su educación.

Te dejamos el resumen y personajes de este libro en seguida.


Personajes de El asesinato de la profesora de lengua

Soledad

Es una maestra caracterizada por ser una persona decidida y entregada a su profesión, ella hace lo imposible para que sus alumnos tengan una mejor educación.

Ana

Es una estudiante sobresaliente la cual es una de las primeras en encontrar las pistas.
Tasio: es otro de los alumnos de la profesora soledad, el cual también es uno de los primeros en encontrar las pistas.

Gaspar

Es el tercer alumno de la profesora Soledad, que aunque se le dificulta un poco la escuela, junto a sus otros dos amigos logra descubrir las pistas.

La directora

Ayuda a la profesora a llevar acabo el plan, ella cree que tratándose de mejorar la educación de los estudiantes, ella esta dispuesta a todo.

El inspector

Quien se hace pasar por ser un inspector en el caso de la Profesora, al final termina siendo el primo de Soledad, quien la ha ayudado con su plan.

Resumen de El asesinato de la profesora de lengua

Este libro cuenta la historia de una profesora de lengua llamada soledad, ella amaba enseñar y uno de sus propósitos como educadora era inculcar en sus alumnos el amor por la lectura. Ella trato la manera de dar su mayor esfuerzo para conseguirlo, pero después de un tiempo ella decidió evaluar a su grupo de alumnos para ver que tanto había aprendido. Ese día la profesora Soledad se lleva una gran sorpresa al evaluar a sus alumnos se dio cuenta de que sus esfuerzos habían sido en vano ya que sus alumnos no habían aprendido ni la mas mínima cosa de lo que ella les había enseñado, así que por consiguiente la mayor parte de los estudiantes estaban apunto de perder la materia de lengua. Ante ello la profesora soledad decidió hacer un último intento por conseguir que sus alumnos aprendieran el arte de la lectura. Así que con ayuda de la directora y un primo de ella quien se hizo pasar por un inspector llevo acabo su plan. Al día siguiente los alumnos de la profesora Soledad esperaban como era de costumbre que su profesora entrara por la puerta del salón para dar su clase, pero es día quien entro al salón de clases fue el inspector y la directora, la cual llevaba en sus manos una carta escrita por la profesora Soledad en la cual decía que se había vuelto loca por culpa de sus alumnos y que por ello mataría a uno de ellos a las ocho de la tarde. Pero para evitar que pasara esa supuesta tragedia debían descubrir en donde se encontraba escondida la profesora Soledad, por medio de pistas que ella les iba a dar. Ellos debían encontrarla antes de las ocho de la noche, que era la hora que ella llevaría acabo su plan. Los alumnos al escuchar la escalofriante carta se quedaron atónitos al pensar que podía ser cualquiera de ellos quien correría con la mala suerte de que la profesora soledad lo matara. Así que de inmediato comenzaron la búsqueda de pistas para poder dar con el paradero de la profesora de lengua. Tasio, Gaspar y Ana fueron los primero en encontrar la primer pista que estaba oculta en un periódico. El plan de la profesora Soledad era que cada pista se encontraría oculta en algún documento de lectura, para poder descifrar las pistas sus alumnos debían leer el documento completo, de lo contrario no podrían llegar hasta ella. De esa manera la profesora Soledad lograría que sus alumnos pongan en práctica la lectura. Con dificultad los alumnos van descubriendo poco a poco las pistas que en total eran ocho y cada pista contenía una letra que al unirlas descifraba el lugar en donde se encontraba la profesora de lengua. Cuando los alumnos se encontraban en la última pista se percataron que quedaban solamente tres minutos para las ocho de la noche, y que el plazo de tiempo estaba por vencerse, así que corrieron a toda prisa al lugar que señalaban las pistas. El lugar era un parque, en el que se encontraría la maestra de Lengua, los alumnos al llegar a lugar se llevaron la gran sorpresa de que la maestra de lengua no se encontraba sola, ella se encantaba acompañada de la directora y de su primo quien se había hecho pasar por el inspector. Allí la profesara les confeso que todo había sido un plan para lograr que ellos aprendieran mas sobre la lectura. La profesora felicito a sus alumnos y como recompensa por haber logrado descifrar las pistas el premio aprobándoles la materia de lengua.

Deja un comentario