El evangelio según Jesucristo 【resumen y personajes】

3.5
(2)

El autor de El evangelio según Jesucristo es el escritor portugués José Saramago. Fue publicada en el año 1991.

Esta obra desarrolla una versión mundana de los hechos que rodean a Jesucristo. Abarcando desde su nacimiento, el amor descubierto hacia María Magdalena y la preocupación por conocer el sentido real ante la existencia suya ante dios y aquí te ofrecemos un resumen con el cual podrás saber más sobre esta.


Personajes de El evangelio según Jesucristo

José

El padre de Jesús, un carpintero de oficio que no es apto para trabajos grandes, es descrito como un hombre de bien, así como pacífico. Al igual que el resto de los judíos, José espera la llegada del enviado de dios, odia al imperio romano, pero cumple con todos sus decretos y pago a los impuestos. Carga con un sentimiento de culpa desde que nació su primogénito Jesús.

María

Esposa de José, mujer que se encarga de las labores de la casa, María es fiel al antiguo testamento, donde se dice que la mujer nace de la costilla de un hombre, por lo cual nunca se muestra en contra de los deseos de su esposo. A diferencia de la historia que conocemos, aquí María le da la espalda a su hijo que no comprende.

Jesús

Primer hijo de los nueve de José y María, tuvo una infancia como otros niños, pero lo hacía resaltar su increíble memoria y estudio de la Torá. Jesús siempre estuvo buscando la razón de su existencia y esto más al ver a su padre crucificado. Conoce el peso que cargaba su padre con la muerte de todos los niños el día que él nació.

Dios

Se representa como un ser ambicioso, egoísta, manipulador, racista, sanguinario y no le importa sino los resultados y estos justifican el medio por el cual se consiguieron. Dio se muestra como alguien que le interesa expandir sus dominios y no le importa nada para conseguirlo, ni la vida de su único hijo, ni el dolor de miles de personas al punto de aliarse con el diablo mismo.

Pastor o el diablo

Un ser digno y coherente, el cual se muestra como alguien provocador de forma normal ante los ojos de la gente. Este diablo es desconcertante, pues intenta defender y salvar a Jesús en vano. El pastor o el Diablo pide perdón, arrepintiéndose de su pasado demasiado tarde, pues también debe obedecer a Dios.

Resumen de El evangelio según Jesucristo.

Parte I: Primeros 18 años

Todo comienza con José, quien tenía 20 años, un carpintero, hombre modesto que cuenta con una conducta justa que ayudaba a las personas a su alrededor siempre y cuando podría. Su esposa, María, mujer de 16 años, recta, humilde y bondadosa, la cual se compromete y casa con José, con la intención de vivir juntos y en una humilde casa.

Como recién casados, maría cumplía con los quehaceres de su casa como esposa, mientras José trabajaba en la carpintería.  Aunque este último no tenía una gran experiencia, cumplía con sus trabajos como carpintero, dándoles la capacidad de mantenerse económicamente sin ningún problema.

Después de 4 meses de la ceremonia de casamiento, el ángel visitó a María en forma de mendigo con la única intención de decirle a María que ella estaba embarazada y que dicho fruto de su vientre era la esperanza de la humanidad.

Cuando el ángel le da este mensaje a María, le pide algo de comer, a lo cual ella accede junto a José. En ese momento el ángel adopta su forma celestial, volviéndose ante ellos el Arcángel Gabriel. Él y su ropa adquirieron un brillo que mostró a María su poder sobrenatural.

Ella le pregunta a Gabriel como pudo saber de su embarazo si no había señales, el ángel la mira y con el brillo de sus ojos le demostró la respuesta: simplemente lo sabía. Él pidió que esto no se supiera y volvió a sus ropas originales, no sin antes entregar un recipiente con una tierra diferente, pues brillaba, dejándose a ambos sorprendidos.

José decide enterrar esta tierra dorada como consejo del Concejo de Ancianos luego de hablar sobre este vagabundo. El vecino de José, Ananías, informa a José que debían de realizar un censo para saber las contribuciones que tocaba pagar y como este era de Jerusalén debía dirigirse hasta allá, mientras viajaban, veía como el mendigo que describió maría la seguía, ayudándola aun cuando ella no lo sabía.

En Belén, a María se le presentan los dolores de parto y al no tener donde alojarse lo hicieron en una cueva. En este momento nace Jesús, donde se presentan los tres reyes magos dándole regalos tales como pan, leche y queso.

El niño es circuncidado y al mismo tiempo el rey Herodes padecía dolores fuertes, comezón y gangrena en los genitales. Pensando que era una señal de que sus hijos querían el trono, manda a matarlos.

Al no detenerse el dolor, el rey en un estado de locura sueña con el profeta Miqueas, quien le habla del niño que nacería en Belén, siendo el rey de los judíos, estableciendo un decreto para matar todo niño menor de 3 años.

José escucha este decreto en una conversación de los soldados, pero no avisa a nadie del pueblo, solo a María que no saliera, los días pasaron y se escuchaban los gritos de los asesinatos. El mendigo vuelve a aparecer a María, donde le dice que de no haberse quedado en la cueva hubiesen matado a Jesús, pero José tampoco alertó al pueblo, lo que lo hacía tan culpable como Herodes.

José, María y Jesús se trasladan de nuevo a Jerusalén, donde viven en una casa humilde y donde llegan a tener 8 hijos aparte de Jesús. Ya nada sería igual para José, pues él tenía que cargar con el peso de la muerte de tantos niños.

Parte II: Crucifixión

José muere a los 33 años, pues fue crucificado por ser involucrado con un grupo de rebeldes. Mientras, Jesús mantenía de forma constante sueños malos que lo motivaron a viajar a Belén. En este momento, Jesús conoce que su padre no avisó al pueblo del decreto de Herodes, por lo que no evitó la muerte de los niños que vivían ahí.

Jesús, como primogénito, adquiere ese pecado perdiendo la paz en sus acciones. Aun así, luego de esto conocería a María Magdalena, volviéndose su pareja. Jesús continuaba su vida en el pueblo, volviendo el agua en vino en una boda, multiplicando los peces, sanando a los enfermos, expulsando los demonios de las personas y varios milagros en nombre de Dios.

Jesús termina teniendo un encuentro con Dios, donde le hace cuestionamiento de su origen divino. Jesús podía sentir como un humano, pero aun así Dios lo convence de que José no fue el que consiguió embarazar a María, sino él y por consiguiente acepta el pacto con Dios para ser sacrificado.

El ángel, de un principio, ya no se presentaría más como tal, sino como un pastor, verdaderamente era el Diablo. El Diablo estaba en contra de los designios de dios, se encontraba en busca del perdón de sus pecados, pero Dios le niega ese perdón, pues él es la contraposición de Dios.

Jesús, al pasar tiempo considerando todo esto, quiere romper su pacto con Dios de ser sacrificado por la humanidad. El pánico y el temor lo hacían perder el camino al saber de los actos dolorosos y sangrientos que le ocurrirían.

Al final, Jesús termina aceptando su destino, decidiendo así regresar con maría magdalena y continuar las obras que hacía. El diablo acompaña a Jesucristo aun cuando fue en burro a Jerusalén, donde este último es encarcelado y condenado a ser crucificado, viendo como tristemente a la humanidad la usan para aumentar la divinidad de Dios.

¿Te ha sido útil el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 3.5 / 5. Recuento de votos: 2

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Deja un comentario