El mundo de Sofía 【resumen y personajes】

Se trata de la historia de una joven que va desarrollando su identidad a medida que aprende nuevas cosas, por causa de una carta mágica que le llega antes de cumplir sus 15 años y que trae consigo preguntas a diario del por qué de la vida.


Personajes de El mundo de Sofía

Sofía Amundsen

Protagonista, nacida en Noruega.

Pronta a cumplir los 15 años, la adolescencia trajo para ella dudas y preguntas sobre la vida, lo que la llevó a adquirir un gran amor por la filosofía.

A medida que avanza la historia, el personaje evoluciona y obtiene seguridad, además de grandes conocimientos filosóficos.

Alberto Knox

Profesor de filosofía, imparte las bases de esta ciencia, siendo un personaje de alto coeficiente intelectual.

Albert Knag

Padre de Hilde, este es un hombre noruego que se encuentra en el Líbano, y es trabajador de la ONU.

Hilde

Hija de Albert Knag, el personaje en cuestión se encuentra cargado de existencialismo, y es el punto de partida para cuestionar quién es real y quién es mera ficción, si Hilde o Sofía.

Jorunn

Mejor amiga de Sofía, la cual la apoya en todas sus decisiones.

Resumen de El mundo de Sofía

El antiguo filósofo Alberto Knox le enseña a Sofía sobre la historia de la filosofía a escondidas de su madre.

Sofía y su profesor reciben cartas dirigidas a una niña llamada Hilde, enviadas de parte de un hombre llamado Knag.

Knag, a medida que pasa el tiempo comienza a ocultar los mensajes a Hilde de maneras muy insólitas.

Sofía y Alberto descubren que todo se trata de un mundo ficticio, como parte de la construcción literaria que Albert Knag le hizo como regalo a su hija Hilde en su cumpleaños.

Cuando la hija de Knag lee los manuscritos, empieza a ponerse en contra de él al darse cuenta de su mala forma de hacer las cosas.

Pero Alberto ayuda a Sofía a salir del control de Knag enseñándole sobre la filosofía.

Más tarde, Alberto se las ingenia para realizar un plan que finalmente le permitirá escapar del mundo ficticio creado por Knag.

Durante un festejo que Sofía y su madre organizan para celebrar el cumpleaños de Sofía, se pone en práctica el plan de Alberto.

La fiesta empieza a ser un caos cuando Albert Knag se entromete en su mundo y lo domina.

Alberto les revela a todos que su mundo es una mentira, pero los invitados piensan que solo les está inculcando valores peligrosos a los niños y reaccionan con ira.

Alberto y Sofía aprovechan la oportunidad para escapar al mundo real, en el momento que un auto se estrella en el jardín.

Knag se concentra en escribir sobre el auto y no nota cuando Alberto y Sofía escapan.

Cuando se encuentran en el mundo real, Alberto y Sofía se dan cuenta que no pueden ser vistos por los demás a menos que las otras personas también sean personajes de ficción.

Hilde al terminar el libro decide ayudar a Alberto y Sofía a vengarse de Albert Knag.

Por ello, cuando Knag se encuentra en el aeropuerto recibe notas de Hilde puestas en las entradas de las tiendas, instruyéndole sobre los artículos que tiene que comprar.

El se pone paranoico mientras se pregunta con insistencia como su hija está haciéndole esas cosas.

Al llegar a la casa, su hija ya lo ha perdonado porque ahora ella ha aprendido como interferir en su mundo.

Sofía y Alberto escuchan como Knag le cuenta a su hija sobre un último aspecto de la filosofía.

Hilde descubre que cuando ella mira las estrellas está viendo el pasado.

Sofía realiza un esfuerzo por comunicarse con Hilde, Knag la intentar golpearla con una llave inglesa pero al no ser personas reales si no ficticias ellos no sienten nada excepto Hilde, que siente como si un tábano le picara y puede escuchar los susurros de Sofía.

Ella desea viajar en un bote de remos, pero al no ser una persona real no puede manipular objetos.

A pesar de eso Sofía logra desatar el bote y se lanza al lago.

Hilde inspirada e hipnotizada por la filosofía es reconectada con su padre y sale en busca del bote de remos.

Deja un comentario