San Manuel Bueno, mártir 【resumen y personajes】

3.8
(143)

San Manuel Bueno, mártir es una novela breve considerada por la crítica y muchos lectores como la mejor obra de Miguel de Unamuno.

Una obra publicada en 1931 que se centra en una de las preocupaciones capitales del autor, la existencia de Dios.

Su protagonista es un sacerdote que ha perdido la fe, pero es capaz de fingirla e incluso alcanzar fama de santo, para proteger la inocente creencia de sus feligreses, para quienes la fe religiosa equivale a la paz.


Personajes de San Manuel Bueno, mártir

  • Don Manuel

Cuyo sobrenombre es Bueno, es el párroco de Valverde de Lucerna y el protagonista de la obra. Un hombre inteligente y bueno, pero que desde hace tiempo tiene dudas sobre su fe. La novela muestra su lucha interior y su comportamiento con el pueblo. Sufre una gran contradicción por su voluntad de vivir como creyente y la imposibilidad de creer en Dios. Una lucha continua del personaje, entre la razón y la fe, que le acabará afectando.

  • Los dos hermanos Ángela y Lázaro

Son otros dos personajes fundamentales de la obra y dos polos contrapuestos. Ángela cuenta con una fe firme y Lázaro es un ateo convencido, que es, además, anticlerical. Los dos ayudan al lector a conocer al protagonista. Lázaro, opone al principio de la obra su razón, a la fe que predica don Manuel.

  • Blasillo

Es un inocente que representa en la novela a la fe ciega. Es uno de los fieles en los que don Manuel se apoya a la hora de predicar para su pueblo. Blas, el bobo, repite como un eco las palabras del párroco, cuyo sentido ignora. Recorre el pueblo diciendo “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?”

Personajes principales

Don Manuel: Sacerdote católico que vive en la aldea de Valverde de Lucerna. Don Manuel es muy querido por los habitantes de la aldea y es considerado un santo por muchos, pero lucha internamente con su fe y su papel como sacerdote.

Lázaro: El narrador de la novela, un joven que admira profundamente a don Manuel y se convierte en su amigo y confidente. Lázaro es un personaje importante porque permite al lector conocer los pensamientos y luchas internas de don Manuel.

Ángela: Una joven seguidora de don Manuel que busca su guía espiritual. Ángela admira profundamente a don Manuel, pero su fe se ve puesta a prueba cuando se enfrenta a la muerte de su madre y su propia enfermedad terminal.

Personajes secundarios

Blasillo: Un joven que se convierte en el protegido de don Manuel y que admira profundamente su fe y su dedicación. Blasillo es un personaje importante porque representa la siguiente generación de creyentes y la posibilidad de que la fe de don Manuel continúe después de su muerte.

Paco el del Molino: Un habitante de la aldea que se opone a la fe y a la Iglesia, y que representa el escepticismo y la falta de fe.

Elvira: La amante de Lázaro, que representa la tentación y la posibilidad de abandonar la fe.

Tío Sócrates: El tío de don Manuel, que es ateo y representa la falta de fe y la oposición a la Iglesia.

La Madre de Ángela: Una mujer devota que cree en don Manuel y busca su guía espiritual.

La Hermana de Ángela: Una mujer devota que también busca la guía espiritual de don Manuel.

El Padre de Ángela: Un hombre que no está interesado en la religión y que se opone a la devoción de su hija por don Manuel.

El Doctor Gómez: El médico de la aldea que trata a Ángela y que representa la ciencia y la razón.

La Señorita de la Obra: Una mujer que trabaja para la caridad y que trata de convencer a don Manuel de que hable abiertamente sobre su falta de fe.

El Cura de Valverde de Lucerna: El sacerdote que sustituye a don Manuel después de su muerte.

La Tía de Lázaro: Una mujer devota que busca la guía espiritual de don Manuel.

El Padre de Lázaro: Un hombre que es muy crítico con la Iglesia y que se opone a la devoción de su hijo por don Manuel.

El Hermano de Lázaro: Un joven que está interesado en la ciencia y que representa la oposición a la religión.

Resumen de San Manuel Bueno, mártir

La novela comienza cuando Ángela Carballino escribe la historia de don Manuel Bueno, párroco de su pueblecito, Valverde de Lucerna. Múltiples hechos lo muestran como “un santo vivo de carne y hueso”, un dechado de amor a los hombres, especialmente a los más desgraciados, y entregado a “consolar a los amargados y atediados, y ayudar a todos a bien morir”.

Sin embargo, algunos indicios y pequeñas pruebas le hacen pensar a Ángela que a don Manuel algo lo tortura interiormente: su actividad desbordante parece encubrir “una infinita y eterna tristeza, que con heroica santidad, recataba a los ojos y los oídos de los demás”.

Un día, vuelve al pueblecito el hermano de Ángela, Lázaro. Un hombre de ideas progresistas y anticlericales que empieza a sentir una gran inquina contra don Manuel. Pero con el tiempo, esta animadversión cambiará en una gran admiración al conocer su forma de vivir.

El destino hará que sea precisamente a Lázaro, a quien don Manuel le confiara su terrible secreto. Un día le confiesa que ya no tiene fe, no puede creer en Dios, ni en la resurrección de la carne. Y todo esto le ocurre a pesar de que él desearía con toda su alma creer en Dios.

Don Manuel finge todos los días que cree ante sus fieles, por mantener en ellos la paz que da la creencia en otra vida, esa esperanza consoladora de la que él carece.

Lázaro cuenta el secreto de don Manuel a Ángela. Después de que, convencido por la actitud de don Manuel, Lázaro abandonará sus anhelos progresistas, decide fingir su conversión y comienza a colaborar con el párroco.

Ambos siguen fingiendo hasta que don Manuel se muere, sin recobrar la fe, pero siendo considerado un santo por todos. Nadie, excepto de Lázaro y Ángela, se ha enterado de la confesión de don Manuel y su sufrimiento vital. Al final de la novela, Lázaro muere, y Ángela sufrirá pensando en la salvación de sus seres queridos.

Resumen corto

Novela corta que cuenta la historia del sacerdote católico Don Manuel, que vive en una aldea llamada Valverde de Lucerna en España. Don Manuel es muy querido por su comunidad por su apoyo y guía espiritual, pero en realidad lucha internamente con su fe y su papel como sacerdote.

La trama comienza con Lázaro, el narrador de la historia, describiendo su amistad con Don Manuel. Lázaro admira profundamente a Don Manuel y está fascinado por su carácter piadoso y devoto. Sin embargo, cuando la madre de Ángela, una joven seguidora de Don Manuel, muere, Lázaro descubre que Don Manuel ha estado luchando en secreto con su fe y su creencia en la vida después de la muerte.

Don Manuel no puede aceptar la idea de la muerte y está decidido a mantener su comunidad en la oscuridad sobre su propia crisis de fe. En lugar de ello, trabaja arduamente para ayudar a los demás a encontrar la paz y la felicidad en sus propias creencias, incluso si no coincide con la suya propia.

La trama se desarrolla a medida que Lázaro continúa observando a Don Manuel y se da cuenta de que sus propios sentimientos hacia la fe están cambiando. La situación se vuelve más complicada cuando Ángela se enferma gravemente y eventualmente muere, dejando a Lázaro con una crisis de fe.

Don Manuel también se enfrenta a su propia mortalidad cuando comienza a experimentar síntomas de una enfermedad terminal. A pesar de todo, continúa ayudando a los demás en su comunidad y es venerado como un santo por muchos.

El final de la novela es impactante y revelador. Don Manuel, que había estado luchando en secreto con su fe, decide suicidarse arrojándose al lago cercano. Este acto, que se considera un acto de mártir, sorprende a la comunidad y a Lázaro, quienes descubren una carta que Don Manuel había dejado antes de morir. En la carta, Don Manuel confiesa su falta de fe y pide perdón por haber engañado a su comunidad. A pesar de todo, la comunidad de Valverde de Lucerna sigue venerándolo como un santo y continúa acudiendo a su tumba para rezar y pedir su ayuda. La novela termina con Lázaro todavía tratando de entender el legado de Don Manuel y lidiando con su propia crisis de fe.

Resumen muy corto

Se cuenta la historia del sacerdote católico Don Manuel, quien lucha internamente con su fe y su papel como sacerdote en una aldea de España. La trama explora temas como la fe, la duda y la muerte, y culmina con un final impactante en el que Don Manuel se suicida y se descubre su falta de fe.

Análisis de San Manuel Bueno mártir

La historia está narrada por Lázaro, quien escribe sobre su experiencia y observaciones de la vida de don Manuel.

La trama se enfoca en la vida de don Manuel, quien es un sacerdote respetado y querido por los habitantes de la aldea, a pesar de que su fe se tambalea y a veces se siente en conflicto con sus creencias. A través de los ojos de Lázaro, el lector descubre que don Manuel no cree en la vida después de la muerte, y se siente abrumado por la falta de significado de su propia existencia.

Ángela es una joven que admira profundamente al padre Manuel y busca su guía espiritual. Sin embargo, su devoción se pone a prueba cuando se enfrenta a la muerte de su madre y, posteriormente, a su propia enfermedad terminal. Don Manuel, en un esfuerzo por reconfortarla, le dice que no hay nada después de la muerte y que deben encontrar la felicidad en la vida terrenal. Esta revelación sacude a Ángela, quien se siente traicionada por su líder religioso.

El conflicto principal de la obra es la lucha interna de don Manuel con su fe y su papel como sacerdote en la comunidad. Por un lado, quiere ayudar a sus feligreses y proporcionarles consuelo espiritual, pero por otro lado, no puede evitar cuestionar su propia creencia en la religión. La obra explora temas como la fe, la vida después de la muerte, la compasión y la moralidad.

En cuanto al estilo literario, San Manuel Bueno, mártir está escrito en prosa sencilla y directa, que refleja la vida cotidiana de la aldea. El lenguaje es poético en algunos momentos, y la novela está repleta de metáforas y símbolos. Por ejemplo, la aldea en sí misma es un símbolo del aislamiento y la ignorancia de los habitantes, quienes no pueden imaginar un mundo más allá de sus fronteras.

Tema

El tema principal es la lucha interna del protagonista, don Manuel, con su fe y su papel como sacerdote en la comunidad. El autor explora temas como la fe, la vida después de la muerte, la compasión y la moralidad a través de la historia de don Manuel y sus relaciones con los otros personajes de la novela.

Además, la obra también aborda temas relacionados con el aislamiento, la ignorancia y el deseo de encontrar significado en la vida. En general, trata sobre la complejidad de la vida humana y las preguntas fundamentales que todos nos hacemos sobre la existencia y el propósito de la vida.

Argumento

Cuenta la historia de don Manuel, un sacerdote católico que vive en una pequeña aldea en España. Aunque don Manuel es muy respetado y querido por los habitantes de la aldea, se enfrenta a una lucha interna con su fe y su papel como sacerdote.

La historia es contada desde el punto de vista de Lázaro, un joven de la aldea que admira a don Manuel. Lázaro describe a don Manuel como una persona muy devota y generosa, siempre dispuesto a ayudar a los demás. Sin embargo, a medida que la historia avanza, Lázaro comienza a descubrir las dudas y los secretos de don Manuel.

Don Manuel no cree en la vida después de la muerte y se siente abrumado por la falta de significado de su propia existencia. A pesar de esto, don Manuel continúa actuando como un sacerdote dedicado, proporcionando consuelo y apoyo a sus feligreses.

Una de las principales seguidoras de don Manuel es Ángela, una joven que lo admira profundamente y busca su guía espiritual. Cuando la madre de Ángela muere y luego ella misma es diagnosticada con una enfermedad terminal, don Manuel intenta reconfortarla diciéndole que no hay nada después de la muerte y que deben encontrar la felicidad en la vida terrenal. Esta revelación sacude a Ángela, quien se siente traicionada por su líder religioso.

A medida que la novela avanza, se profundiza en la lucha de don Manuel con su fe y su papel como sacerdote. Don Manuel enfrenta decisiones difíciles y se ve obligado a cuestionar su propia moralidad y la ética de su trabajo como sacerdote.

El clímax de la novela se produce cuando un grupo de personas en la aldea, incluida Ángela, deciden abandonar la iglesia y la religión. Don Manuel lucha por retener su fe y su papel como sacerdote, pero finalmente acepta la decisión de las personas de la aldea.

En la última escena, después de la muerte de don Manuel, Lázaro y Ángela reflexionan sobre su vida y su legado. A pesar de las luchas y dudas de don Manuel, ambos personajes llegan a la conclusión de que don Manuel fue un verdadero mártir, un hombre que dedicó su vida a ayudar a los demás y que realmente creía en la bondad y la compasión humana.

Análisis de los personajes

La historia se centra en el personaje de don Manuel, un sacerdote que vive en una pequeña aldea de España, y su lucha personal con su fe y su relación con sus feligreses.

Se desarrolla en torno a tres personajes principales: el padre Manuel, su amiga Ángela y Lázaro, un joven que acaba de regresar a la aldea después de pasar varios años en la ciudad.

Don Manuel: El protagonista de la novela, un sacerdote católico que vive en una pequeña aldea en España. Don Manuel es un personaje complejo y contradictorio, ya que aunque es muy respetado y querido por los habitantes de la aldea, lucha internamente con su fe y su papel como sacerdote. Don Manuel no cree en la vida después de la muerte y se siente abrumado por la falta de significado de su propia existencia. A pesar de esto, don Manuel continúa actuando como un sacerdote dedicado, proporcionando consuelo y apoyo a sus feligreses.

Lázaro: El narrador de la novela, un joven que admira profundamente a don Manuel. Lázaro describe a don Manuel como una persona muy devota y generosa, siempre dispuesto a ayudar a los demás. A través de sus ojos, el lector descubre las luchas internas de don Manuel y su papel como sacerdote.

Ángela: Una joven seguidora de don Manuel que busca su guía espiritual. Ángela admira profundamente a don Manuel y lo considera un verdadero santo. Sin embargo, cuando se enfrenta a la muerte de su madre y su propia enfermedad terminal, las creencias de Ángela son puestas a prueba y comienza a cuestionar la fe de don Manuel.

Blasillo: Un joven que se convierte en el protegido de don Manuel y que admira profundamente su fe y su dedicación. Blasillo es un personaje importante en la novela porque representa la siguiente generación de creyentes y la posibilidad de que la fe de don Manuel continúe después de su muerte.

¿Te ha sido útil el resumen?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 3.8 / 5. Recuento de votos: 143

¡Hasta ahora no hay votos! Sé el primero en puntuar

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

2 Comments

  1. Mario Valero 15 mayo, 2023
  2. P. Ortega 29 septiembre, 2023

Deja un comentario